AngerEl odio visceral es un sentimiento que entiendo que exista en las películas, asi como el amor tipo Romeo y Julieta, pasiones desenfrenadas que llevan hasta el suicidio. Sin embargo, la gente que se deja llevar por sus vísceras o pierden el rumbo a causa de un hilito roto en el cerebro acaban mal por lo general, pero mientras se llevan a unos cuantos. Prejuicios tenemos todos, lo que pasa es que hay que saber controlarlos. Todos están infundados, eso es asi y quien diga lo contrario debería revisarse lo suyo. Ahora bien, �a que viene causar daño anónimamente (cobardemente) pinchando ruedas o rompiendo retrovisores tan solo porque un coche tenga matricula de Cádiz?�Eso lo hace gente que esta bien?

Al final acabo cansado. Uno trata de contener esos sarpullidos de rencor que le salen, y eso cansa. Trato de pensar como el otro, pero no encuentro mas que visceralidad y algo de locura, el cocktail perfecto para dejar magullado cualquier objeto (en este caso mi coche) amparado en la noche.

La visceralidad llegaría al máximo si un día (ojala no pase) lo pillo in fraganti

Escuchando…
Oasis – Don’t Look Back in Anger