Un niño chino de cuatro años mata a 443 pollos a gritos
Un tribunal local dictamina que la potente voz del niño fue la causante de la misteriosa muerte de las aves

El día que los niños se rebelen, vamos a acabar sordos por lo menos.