El jueves pasado fue la fiesta de inauguración de la nueva FNAC en Sevilla (y por ende, en Andalucía). Tentado estoy en realidad de pasarme por allí y romper mis principios relativos a la cultura gratis, pero caeré. Seguro.
La cosa es que fuimos unos amigos a ver a los tres cantantes que se acercaron a este concierto. Gratis y en la Plaza de San Francisco. De los tres (Rey Morao -un grupillo jerezano, Dolores O’Riordan y Ariel Rot) yo iba a ver a la Loli, por supuesto. Llegué un poco tarde, pero suficiente para ver su nuevo corte de pelo. Del grupo de Jerez pasé, y Ariel Rot para los que le gusten Ariel Rot, yo a la mitad me puse a hablar con amigos que me encontré al final del público.
Pasando por encima de las críticas a un rock-pop facilongo que tira de su etiqueta indie para arrasar con las ventas, The Cramberries ha sido uno de mis grupos favoritos siempre, y mucho más desde que los vi en concierto en Granada. Y es que esta chica, aparte de la arrebatadora voz que posee, sabe levantar al público con sus poses eléctricas y sus contrapuntos vocales. Encima ella sola, ayudada tan sólo de una guitarra acústica y un débil pero efectivo coro del melenas ese que la acompañaba (que por otro lado a quién se le ocurre hacer un concierto acústico con 1000 y pico personas delante). En el nuevo disco ha tirado mucho de sus raíces Cramberrinescas, pero ¿porqué no iba a hacerlo?. Sigue funcionando y sigue haciéndolo muy bien, y no lo digo porque esté platónicamente enamorado de la Loli.
El repertorio consistió en mitad nuevo disco y mitad antiguas (Dreams, Animal Instinct y un cierre con Zombie que se escuchaba en todo el centro de Sevilla…). Pero el único vídeo buenecillo que he encontrado es de una de sus nuevas canciones, que me ha gustado y espero que lo disfrutéis. Dolores, te sigo esperando.

Loser, del nuevo disco titulado Are you listening?