cocheatardecer
Haz click para agrandarla

No, la foto no es de ayer, pero la multa me la llevo si lo ve esto un guardia de tráfico… Yo siempre he sido más de atardeceres, la gama de colores siempre ha sido más intensa, los olores también, la melancolía, la inquietud, el miedo a la noche que se aproxima. Todo eso es, aparte de más rico en matices, mucho más literario. La oscuridad se va imponiendo y el sol nos va abandonando. Esa incertidumbre es lo que hace que el día tenga sentido.

Y mientras tanto, qué bonito ¿eh? me parecía que iba camino del sol… ¿y si pudiera estar persiguiéndolo eternamente sin que viera acabarse un día nunca?