El literato satírico Karl Kraus, gran amante del lenguaje y combativo contra los que abusan de él (véase la campaña que apoya mi amigo Treegom), digo que Karl Kraus en su lecho de muerte fue informado de que los japoneses habían invadido Manchuria, a lo que él contestó:

“Nada de esto habría sucedido si hubiéramos sido más estrictos en el empleo de la coma”

Cuando te mueres creo que se te deben de ocurrir las más grandes genialidades. Lo malo es que sólo puedes probarlo una vez.

Para los que quieran destruir el lenguaje, pulsen el botón rojo
botonrojo