Mientras nos dedicamos a construir nuestras modestas bitácoras, hay gente que paga con su vida por mostrar opiniones diferentes en la blogosfera. Ali Shafeya Al-Moussawi (Alive in Baghdad) era un joven iraquí que vivía en Bagdag y contaba con un tono muy crítico la actuación de EEUU y la del gobierno provisional actual. Resulta que ha sido asesinado este sábado en su casa en el distrito de Sadr City. Soldados de la Guardia Nacional Iraquí, creada por la Autoridad Provisional a imagen y semejanza de la Guardia Nacional estadounidense, irrumpieron en su casa y Ali recibió 31 disparos entre la cabeza y el pecho.
A la falta de repercusión que ha tenido en los medios “oficiales” las redes sociales ya se han movido para hablar de un tema verdaderamente terrorífico. La democracia desaparece con demasiada facilidad.

Visto en El siglo de las luces. Más información: 20 minutos, Meneame.