No he nacido con alas, así que me las fabricaré, como Dédalo a su hijo Ícaro. Las personas no vuelan ni con los aviones, ni planeando, ni arrojándose al vacío. La forma más inteligente es soñar.

(interesante galería de Vladimir Kush, pintor surrealista ruso)