El cielo está cambiando. Como en Mary Poppins, el cambio de vientos trae personajes inesperados del cielo. Y nuevos rumbos, que todavía quedan muchos en la rosa de los vientos. Os deseo lo mejor. A por el nuevo año, ¡con ganas!.