Ya llegó el verano de verdad. Estoy menos productivo en cuanto a blog porque se me están fundiendo los plomos (y porque microblogueo demasiado -> véase Plurk y Twitter). Pero de cuando en cuando me tomo un helado de nubes, que sientan muy bien.