Y para concluir este finde (cuyas consecuencias aún circulan por mi cabeza) comparto este vídeo que recoge gran parte de los individuos con los que me he juntado este fin de semana. Sólo puedo decir que ha sido un gran congreso, pero sobre todo he estado con gente fenomenal. Y lo bueno de todo es que la conexión no se pierde aunque cada uno haya partido hacia un lugar distinto.

Más que comentarios filosóficos sobre la blogosfera, lo que no va a morir es la necesidad de estar en contacto con la gente. Sea cual sea el medio.