Para protestar de manera activa contra la Ley Sinde, aprobada en España en contra de las libertades civiles, voy a recomendaros dos sitios donde podéis descargaros muchísimos audiolibros a cuya nutrida lista preveo incorporarme no dentro de mucho. Porque lo del podcast de cuentos sigue en mi cabeza y en mi ánimo. Dije que volvería, y lo haré. Mientras tanto, aprovechad:

Ahí tenéis para entreteneros.