Mucho se ha hablado sobre la crisis y sus culpables. Mucho nos hemos lamentado en diversos corrillos sobre lo dura que está siendo en diferentes ámbitos, sobre todo el laboral. Lo cierto es que parece que esperamos que suceda algo que lo cambie todo y así poder respirar tranquilo, pero eso no va a suceder. No va a venir nadie a sacarnos del agujero y nadie va a pedir disculpas de motu proprio.

Por eso es necesario que cada vez seamos más conscientes de qué significa reivindicar justicia social, igualdad ante la ley, derechos humanos… La avaricia y la generación de dinero de la nada ha condenado a millones de personas a asumir una culpa que no tiene, a enfrentar situaciones cuyo origen está en personas e instituciones que, además, están sacando beneficios de esta mal llamada crisis.

Encima, la respuesta de muchas plataformas de izquierda está siendo asumir posturas neoliberales, injustas, acomodaticias. Julio Anguita lo explica muy bien en este vídeo:

Mi novia y yo fuimos al Marx Lounge y pudimos enumerar muchas ideas que aportar a esta nueva izquierda que necesita ser revolucionaria.

Y la forma de demostrarlo públicamente es este 15 de mayo. Tenemos que salir a la calle y protestar por esta situación. Todos tenemos algo que reivindicar, unámonos ese día.

Democracia real, ya